Cultura de Paz

Posted: 16th Mayo 2010 by admin in Cultura de Paz, Profesores
Tags:

pazSegún la definición de las Naciones Unidas (1998, Resolución A/52/13), la cultura de paz consiste en una serie de valores, actitudes y comportamientos que rechazan la violencia y previenen los conflictos tratando de atacar sus causas para solucionar los problemas mediante el diálogo y la negociación entre las personas, los grupos y las naciones. La Declaración y el Programa de Acción sobre una Cultura de Paz (1999, Resolución A/53/243) identifican ocho ámbitos de acción a nivel local, nacional y internacional que proponen:

  • Promover una cultura de paz por medio de la educación.
  • Promover el desarrollo económico y social sostenible.
  • Promover el respeto de todos los derechos humanos.
  • Garantizar la igualdad entre mujeres y hombres.
  • Promover la participación democrática.
  • Promover la comprensión, la tolerancia y la solidaridad.
  • Apoyar la comunicación participativa y la libre circulación de información y conocimientos.
  • Promover la paz y la seguridad internacionales.

La Cultura de Paz representa para las políticas educativas tres desafíos que deben superar los sistemas educativos:

  • Pasar de una educación centrada y ofertada casi en exclusividad por las instituciones educativas a un modelo diverso e integrado basado en un concepto amplio de sociedad educadora.
  • Favorecer en la educación formal –centrada en los procesos de enseñanza-aprendizaje– un nuevo modelo centrado en la comunidad educativa que aprende, o lo que es lo mismo, considerar los centros educativos como comunidades de aprendizaje en su globalidad.
  • Diseñar e introducir un currículo integrado de Educación para la Cultura de Paz en los planes de estudio.

Los anteriores documentos sostienen que la Cultura de Paz tiene su instrumento y fundamento esencial en la educación en derechos humanos. Educación que debe integrar y promover el resto de ámbitos: resolución de confl ictos, desarrollo humano sostenible, derechos humanos, igualdad entre hombres y mujeres (perspectiva de género), democracia participativa, comprensión y respeto por otros pueblos y culturas (tolerancia y solidaridad), comunicación participativa y promoción de la paz y la seguridad internacionales.

La Cultura de Paz favorece una definición de educación que comprende seis dimensiones (UNESCO, 2000):

  • La educación comprehensiva, que engloba de manera integrada los derechos humanos, la democracia, la comprensión internacional, la tolerancia, la noviolencia, el multiculturalismo así como todos los otros valores ransmitidos a través del programa escolar. La educación debe ser también considerada como fenómeno social transmitiendo valores tales como la equidad, la armonía, la solidaridad, etc. ;
  • La educación que engloba toda la gama de contenidos de los programas en los que se encuentran, en diferentes niveles de enseñanza, los valores ligados a la cultura de la paz;
  • La educación dirigida al individuo en su globalidad;
  • La educación dirigida a los grupos vulnerables, como, por ejemplo, los niños y niñas discapacitados, las minorías y cuya finalidad es promover la igualdad de oportunidades;
  • El desarrollo educacional que incluye tanto la educación formal como la o formal;
  • La educación como proceso participativo e interactivo de enseñanza y prendizaje, englobando la totalidad de saberes y de valores transmitidos.

La Cultura de Paz implica para la educación la adopción, entre otras, de las siguientes medidas:

  1. El desarrollo de planes institucionales y/o programas en cada uno de los niveles y etapas del sistema educativo con el concurso de amplios sectores educativos y de otros agentes sociales.
  2. La revisión de los planes de estudio para promover valores, actitudes y comportamientos que propicien tanto la cultura de paz, como la solución pacífica de los confl ictos, el diálogo, la búsqueda de consensos y la no violencia.
  3. La inclusión en dichos planes de una visión global del currículo que integre e interrelacione adecuadamente los ocho ámbitos anteriores con los saberes disciplinarios.
  4. La implicación directa de todos los sectores de la comunidad educativa y de otros agentes sociales en el diseño y desarrollo de proyectos integrales de centro.

Autor: José Tuvilla Rayo

Fuente: Junta de Andalucía (Documento completo)

  1. edith says:

    la iformacion es muy interesante

Powered by WP Hashcash